20 de marzo de 2009

Y LLEGÓ LA PRIMAVERA...


La primavera es vida...

...una vida como la que nos entrega la primavera cada mañana. Una vida que en este bendito pueblo, el continente de mi universo, recibe el nombre de amanecer. Un valiente que raya el alba de una nueva historia con el lánguido despertar de la Gracia de Dios. Una historia que comienza con unos tibios rayos de sol que no calientan, simplemente bruñen tejados y azoteas, durante la génesis de un resplandor con el que zócalos y adoquines apagan la luz inmaculada de la luna. Y la paleta de colores que el cielo sueña, nos regala un carmesí que pone colorete a las presumidas cigüeñas que en los campanarios se desperezan. Y Arahal despierta con el canto alegre de las golondrinas y refresca su encalado rostro con el agua que el rocío conjuga durante la noche. Y sus cabellos hechos palmeras bailan con la brisa que los peina, mientras el azahar juega con el jazmín y la azucena a perfumar calles y plazas de historia llena.
Hacia esas calles y plazas mira este balcón que hoy guardo con celo y que abriré ante ti, Arahal, para que te mires como en un espejo. Pero no tengas prisa. Déjame disfrutarte y de tu amor enamorarme.
Déjame Arahal que te diga una cosa,
y deja que te lo diga en verso,
pues no sabría decirte en prosa,
lo que tú eres en mi universo.
Tus callejas, plazas y costanillas,
continente de un amor desmedido,
que entre gordales y mazanillas,
dibuja un océano de olivos.
Tu historia, maestra que me enseña.
Tu brisa, juguete de las veletas.
Tus torres, el hogar de las cigüeñas.
Tu cielo, la lira de los poetas.
Tu Dios, el mío: Jesús Nazareno.
Tu ofrenda, un macaco de aceitunas.
Tu oración, la fe del pregonero.
Tu palio, las estrellas y la luna,
que bordan el firmamento.
Y tu rocío, agua clara donde Dios,
bajó a refrescarse una mañana,
y le diste, Arahal, tanto amor,
que siempre vuelve de madrugada.
(Extracto de mi pregón. 2003)

4 comentarios:

Carlos Lobato dijo...

Anda que también escribes malamente... que habilidad y que facilidad de palabra que tiene el Aguador! jejeje. ;)

David dijo...

No sé si tengo o tenía... de todos modos, gracias amigo!

Er pena de Arahal dijo...

Viva ese pregón¡¡¡ ¡Qué bueno fue!

David dijo...

Como ves, Pena, sigo viviendo de la renta... ;)