26 de octubre de 2008

MICROFÁBRICAS DE HIDRÓGENO

Para que la aplicación de las células de combustible a los vehículos sea un hecho, es necesario disponer de hidrógeno a un precio razonable. Por ello, son muchas las líneas de investigación basada en la producción bacteriana de este gas. Veámos unos ejemplos.

Bacterias fijadoras de nitrógeno


Aunque no han explicitado en demasía la información, el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) junto con científicos de la Universidad de Carolina del Norte han desarrollado una nueva tecnología que podría conducir a la producción limpia de hidrógeno con ayuda de "bacterias agrícolas". Esta alusión tan poco científica hace referencia a las bacterias fijadoras de nitrógeno que tan importante son para la nutrición de las plantas ya que son capaces de tomar el nitrógeno libre de la atmósfera y convertirlo en nitratos solubles que sí pueden ser absorbidos por las raíces.
Imagen: Rhizobium al microscopio electrónico.

Más en... Novedades Científicas y en Traduciencia.

Escherichia coli
La archiconocida Escherichia coli también está en el punto de mira de la comunidad científica. Quizá sea su proximidad al hombre (todos llevamos muchas en el intestino) lo que la está catalogando como el microorganismo estrella de cara a una producción en potencia de hidrógeno. Uno de los equipos investigadores es español, concretamente de la Universidad Politécnica de Valencia. Más información aquí.

Más sobre la producción de hidrógeno por E. coli en motor de hidrógeno
Entradas relacionadas:

1 comentario:

Carlos Lobato dijo...

Hay que ver la cantidad de utilidades que pueden obtener los seres humanos de nuestras microscópicas amigas las bacterias. ;)