31 de agosto de 2008

AGUA BENDITA DE SEVILLA

Hace unos años que buscaba la referencia a un estudio llevado a cabo por el IRNAS y cuyos retazos pude leer en no recuerdo qué periódico de papel. Hace ya un tiempo, publiqué un artículo sobre este mismo tema pero hoy, casi sin quererlo, me he topado con un comentario del magnífico Antonio Burgos publicado el martes 29 de octubre de 2002 en su columna de El recuadro. No es exactamente lo que leí, pero vale la pena reproducir íntegramente este artículo del susodicho que con su habitual maestría esboza la esencia del estudio: el agua bendita... y contaminada de las pilas de Sevilla.

CONTAMINADA AGUA BENDITA

Esto es como los historiadores que vienen con su rigor científico y tiran por tierra las más bellas leyendas de Don Juan, de Don Pedro el Cruel o de Isabel la Católica. Vienen los científicos y acaban de un plumazo investigador con el refranero. De momento han dejado como unos zorros ese refrán que dice que algo tiene el agua cuando la bendicen. Me refiero al equipo de investigadores del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, integrado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y formado por Valme Jurado, A. Ortiz-Martínez, M. González del Valle, B. Hermosín y Cesáreo Saiz-Jiménez. Se han ido a las pilas de agua bendita del templo del Gran Poder, de la basílica de la Macarena y de la parroquia de El Salvador, han tomado muestras del sacro hache-dos-o y han redactado su estudio «Microbiología de las pilas de agua bendita sevillanas». Y échense a temblar. Sí, algo tiene el agua, pero cuando la bendicen y la meten en las pilas del Salvador, de la Macarena o del Gran Poder lo que tienen son todas las guarrerías del mundo, todos los gusarapis más nocivos que imaginarse puedan, agentes patógenos es el término científico, vean, vean lo que han encontrado en el agua: pseudomonas, bacilos, estafilococos, sphingobacteriums y delftia, así como streptococcus y acinetobacter.
-- O sea, que quien se santigüe con agua bendita puede coger lo que no tiene...
En efecto: llegas ungido de devoción a la iglesia del Salvador para rezarle al Señor de Pasión, te acercas a la pila del agua bendita, la tomas en tus dedos con fervor, te santiguas con ella, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo... y a llamar al 061 para que te lleven directamente a las urgencias de García Morato. Así están los pasillos de urgencia en los hospitales de Sevilla... Es por la devoción al Gran Poder, a la Macarena y al Señor de Pasión, por la cantidad de pseudomonas que cogen los devotos.
Lo dicen bien clarito en el estudio: «Veintinueve de las treinta y siete especies diferentes aisladas del agua bendita son patógenos humanos, algunas de ellas producen peritonitis, endocarditis, úlcera de córnea, fibrosis quística, y todas ellas están implicadas en diferentes tipos de infecciones incluyendo septicemia, abcesos, osteomielitis, meningitis, diarrea aguda, bacteremia, etcétera. Por lo tanto, las pilas de agua bendita representan un riesgo potencial de infecciones y enfermedades que pueden producirse por inoculación directa en los ojos, nariz o boca por contacto con los dedos.» Estoy por pensar que el agua de la
Pila del Pato está en mejores condiciones de salubridad que la de los aguabenditeros de estos templos de devoción. Lo cual no es nuevo. Muchas iglesias tienen ya las pilas de agua bendita más secas que el ojo de un tuerto, porque es voz común que los drogadictos se servían de ellas para lavar las jeringuillas del pinchazo de heroína, qué horror.
Lo malo será como lea esta información Gloria Estefan, el disgusto que le vamos a dar a lo suyo, al famoso son del agua bendita que canta en dueto con Celia Cruz, ¡azúcar!: "Un, dos, tres,/ tres gotas de agua bendita/ y se te cura el lumbago/ y se te aclara la vida." Enseguía... Tendrá que cambiar la letra: "Un, dos, tres,/ tres gotas de agua bendita,/ vete al hospital y lleva/la tarjeta de Sanitas..." Salvo, claro está, que en la Macarena, como tienen tanto dinero, cambien la pila por una máquina expendedora de botellines de agua bendita de marca.
Entrada relacionada:

1 comentario:

Carlos Lobato dijo...

Hombre pero no pasa nada... si el agua es bendita seguro que dios o algún santo te puede salvar de que pilles cualquier enfermedad ¿no? jejejeje. ;)