30 de julio de 2008

ANTÁRTIDA: RESERVA DE AGUA DULCE

Un planeta que hace aguas I
El calentamiento del planeta está provocando el paulatino deshielo de los casquetes polares con la consiguiente subida del nivel de los océanos. Todo se debe al efecto invernadero agudizado por la acción del hombre y que determinará -en un futuro- el aspecto de la Tierra y su habitabilidad.
MILLONES DE KILÓMETROS CÚBICOS DE AGUA DULCE
Una masa de hielo 30 veces mayor que España y con un espesor medio de más de dos kilómetros recubre casi en su totalidad los 13,9 millones de kilómetros cuadrados de superficie de la Antártida y, con un volumen de 30 millones de kilómetros cúbicos, representa el 90,6% de los hielos presentes en la Tierra y el 70% del agua dulce de nuestro planeta. El casquete antártico tiene dos vertientes: la oriental, considerablemente mayor (10,35 millones de kilómetros cuadrados) y sobre tierra firme, y la occidental (1,97 millones de kilómetros cuadrados) apoyada en los fondos marinos. Una tercera porción (0,52 millones de kilómetros cuadrados) corresponde a los hielos que recubren la Península Antártica que se extiende hacia América del Sur.


Los casquetes alimentan grandes ríos de hielo (ice stream), que dan lugar extensas plataformas flotantes de varios cientos de metros, llamadas mesetas o ice shelves. Las más extensas son la de Ross (de una superficie similar a la de España), la de Ronne-Fichner y la de Larsen. A sus pies, en la época más fría, el agua de mar se congela formando una costra de hielo de pocos metros de espesor, conocido como banco de hielo o pack, que se extiende por centenares de kilómetros. Durante el verano austral, que culmina en enero, el pack se derrite y desde las mesetas se descuelgan icebergs tubulares, a veces gigantescos, que van a la deriva por los mares que rodean la Antártida.
"LA ANTÁRTIDA ALMACENA EL 90,6% DEL HIELO DE LA TIERRA
Y EL 70% DEL AGUA DULCE"

El casquete antártico es un tipo de glaciar denominado glaciar continental de casquete o inlandsis que está expuesto a ganancias, en forma de precipitaciones de nieve o agua congelada, y a pérdidas, debidas a la fusión o al desprendimiento de icebergs. Se distingue una zona superior de acumulación y otra inferior de pérdidas (zona de ablación), entre las que se sitúa la línea de equilibrio. El casquete se desplaza por efecto de la gravedad de forma imperceptible. En su interior se producen movimientos de desplazamiento cuya velocidad aumenta desde el centro (igual a 0) hasta la periferia (más de un kilómetro anual).


Nuevo mapa antártico creado por la NASA a partir de más de mil imágenes de alta resolución tomadas entre 1999 y 2001 por el satélite Landsat 7.

2 comentarios:

Carlos Lobato dijo...

Lo del cambio climático y el deshielo de los polos... veremos a ver por donde nos sale...
:(

David L. Arahal dijo...

Carlos: ¡Tú sigue...!