1 de junio de 2008

AGUA EN MARTE

A principios de esta semana, la sonda Phoenix de la NASA, consiguió posarse sobre la superficie de Marte reabriendo el debate sobre la posible existencia de vida en el planeta rojo. En diciembre de 2006, la NASA hizo públicas unas fotos en las que se observa un paisaje modelado por algún fluido y científicos de todo el mundo apuestan a que ese fluido era agua. La importancia de la existencia de agua en Marte radica en que el agua es indispensable para los organismos vivos que conocemos.

Pero... en un planeta que es más frío que la Antártida (temperatura media registrada: -63 ºC) y donde el agua hierve a 10 grados por encima del punto de congelación (cosa lógica si se tiene en cuenta que la presión media sobre la superficie de Marte es 0,6% la de la Tierra), ¿cómo pudo haber existido alguna vez agua líquida en Marte? La teoría que se baraja es que el agua de Marte contenía gran cantidad de sales lo que provocaba que la diferencia entre los puntos de fusión y ebullición fuera mucho mayor que los 10 grados que se han calculado teóricamente suponiendo agua sin solutos disueltos. Este efecto se debe a que los puntos de fusión y ebullición son propiedades coligativas. Las propiedades coligativas son aquellas propiedades del disolvente que se modifican no por la naturaleza del soluto, sino por la mayor o menor concentración de éste (en este caso el disolvente es el agua y el soluto la sal). Bien es conocido el hecho de que el punto de congelación de una disolución es inferior al del disolvente puro y ahí va un ejemplo: la adición de sal sobre las carreteras heladas o con nieve (así se disminuye el punto de congelación evitándose la formación del tan temido hielo para los conductores). Del mismo modo, también se conoce que una disolución hierve a una temperatura superior a la que correspondería al disolvente puro. Este descenso del punto de congelación y aumento del punto de ebullición se conocen como descenso crioscópico y aumento ebulloscópico, respectivamente. Este aspecto fue muy estudiado por François Marie Raoult quien en 1884 enunció una ley que simplicadamente dice "(...) el aumento en el punto de ebullición y el descenso en el punto de congelación del disolvente son directamente proporcionales a la concentración molal del soluto y dependen de la naturaleza del disolvente, pero no de la del soluto"

Con esta explicación hemos soportado la existencia -en su día- de agua líquida (y salada) en Marte. Ahora las dudas caen sobre la concentración de esas sales y la posibilidad de que alguna criatura marciana soporte tanta salinidad...

2 comentarios:

Carlos Lobato dijo...

Muy bueno!! Y en cuanto a los organismos que soportan tanta salinidad, en nuestro planeta tenemos a las plantas halófilas y como no acordarnos de esos pedazo de
extremófilos que son las bacterias.
;)
Por cierto, una derivación: Guinda=Ojuinola=Gominola (poner el artículo er delante) jejeje

David L. Arahal dijo...

Bien por tu colaboración aportando datos terrícolas!

En cuanto a la derivación, veo que a pesar de ser padre, sigues estando en forma!!! Jiú, jiú...